Isla Victoria y Bosque de Arrayanes

En la cabaña del Bosque de ArrayanesAunque los posts de mi blog suelen ser sobre cosas que nada tienen que ver con el lugar donde vivo, creo que debería empezar a cambiar eso. Bariloche tiene lugares muy lindos que vale la pena visitar, y generalmente los que vivimos acá los pasamos por alto por tenerlos demasiado cerca.
Quiero compartir con ustedes mi última salida por Bariloche: me fui con mi novia en el catamarán Cau Cau, en una excursión que abarcó la Isla Victoria en primer lugar, y un hermoso bosque de arrayanes luego.

Llegada al puerto (embarque)

Arribamos a Puerto Pañuelo (km. 25 de la avenida Bustillo, justo debajo del hotel Llao Llao (sabían que el llao llao no es sólo un hotel?)), donde ya con nuestros pasajes retiramos los pases para subir a la embarcación. Antes de pasar al muelle, tuvimos que abonar un impuesto de Parques Nacionales. Este impuesto varía según quién tenga que pagarlo: los residentes lo pagamos a un precio muy reducido, mientras que a los turistas les rompen el orto cobran otro precio (cosa habitual en esta zona).
Hicimos fila al sol durante unos cuarenta minutos, mientras los turistas se sacaban fotos con el muelle, la gente y cualquier cosa que se pusiera para la foto y hablaban en varios idiomas, a saber:

Una vez que nos permitieron acceder al barco, previo tomar un numerito para el sorteo, todos nos precipitamos hacia la cubierta superior. Lamentablemente, sólo entraban unas 20 personas ahí, por lo que las restantes 200 tuvimos que bajar al área cubierta, desde donde también teníamos una buena vista (pero todos querían ir arriba, es como viajar adelante en el auto!).

Viaje a bordo del Cau Cau

Zarpamos, y mientras el Cau Cau se movía a su velocidad crucero de 20 km/h (según mi GPS) con un andar muy suave, los guías explicaron las cosas que explican los guías de turismo (que el nombre viene de acá, que allá se ahogó tal, que más acá encontraron un calzoncillo de no-se-qué-prócer, etcétera).
A los pocos minutos, el 89% del barco ascendió a la cubierta superior, porque las gaviotas siguen la embarcación, y toman galletitas de las manos de los nabos de turno intrépidos turistas que se aventuran a alimentarlas. Acá les hice un videito:

Entretenidos con esto y no con el majestuoso paisaje, llegamos pronto a la Isla Victoria, primera parada de nuestro recorrido.

Isla Victoria

Esta isla es una isla sólo porque cumple con el requisito fundamental de estar rodeada de agua, ya que en ella encontramos (en serio, eh) un pequeño barrio que pertenece a los guardaparques (que la pasan bomba), un museo, una hostería, una escuela, una confitería, dos puertos (y varios muelles más), aerosillas (!?) y muchos caminos. Aun cuando la Isla Victoria es la más grande del lago Nahuel Huapi, sorprende lo desarrollada que está. Y en cuanto vimos algunas camionetas y autos, perdió todo el encanto. Es decir: no sabía si era una isla habitada, o si estaba en una isla como la de LOST (y de ser así, me preguntaba por dónde me sorprendería un oso polar).
Hay muchas cosas interesantes para hacer en la isla.
Hay un vivero experimental que fue creado a principios del siglo pasado, y tiene especies exóticas que no se encuentran normalmente en el parque nacional Nahuel Huapi. Está al aire libre, y convierte la isla en una suerte de jardín botánico espectacular. Realmente vale la pena recorrerlo.
También hay algunos senderos. Nosotros recorrimos uno por el bosque, muy lindo; y otro muy corto que va hacia la playa. Antes de llegar a la playa, se pueden ver pinturas rupestres (a mí me parece que son pintarrajeadas con aerosol sobrevaloradas, pero hay gente que se copa con esos mamarrachos).
Definitivamente, es un lugar para ir con bastante tiempo, porque hay muchas cosas para ver.

Bosque de Arrayanes

Tras unos 45 minutos en el catamarán, llegamos al bosque de arrayanes, que no se encuentra en la isla Victoria, sino en la península de Quetrihué (sí, se llama así… yo no le puse el nombre).
Es un recorrido breve y pintoresco, que pasa por el medio del bosque. El arrayán es un árbol muy atractivo, de color cobrizo, que tarda muchos años en crecer y es relativamente difícil de encontrar. Aunque usualmente tiene un tamaño pequeño (para ser un árbol), en este bosque podemos encontrar especímenes de gran altura.
El camino, muy bien armado en madera, pega toda una vuelta alrededor del bosque, y finaliza en una linda casita de madera. Al parecer esta casita es el punto favorito de turistas y fotógrafos, pero en mi opinión ni vale la pena detenerse ahí: el camino y los árboles son mucho más atractivos.
Nosotros hicimos el camino de forma inversa, para no ir con todo el grupo y poder sacar fotos sin gente. Fue una buena idea, porque casi no nos cruzamos con otras personas (salvo en el medio, claro), y pudimos caminar tranquilos.
Si bien no hay mucho que recorrer, la parada en este punto fue bastante breve y nos quedamos con ganas de estar ahí un rato más; tuvimos que hacer la última parte del recorrido bastante apurados.

Misceláneas

Hay una página web “oficial” con algo de información sobre esta excursión, aunque tiene sonido y no es muy linda/cómoda.
A modo de diversión, les dejo un gráfico de mis ganas de matar a alguien a lo largo de la excursión.


Por último, una selección de las 300 fotos que saqué ese día. Espero que les agrade!


  • Aylups

    JAJA a que se deben esas ganas de matar a alguien?
    y calzoncillos de quien? :O
    me re gustó zim ^^

  • Zim

    Las ganas de matar a alguien, si van pasando el mouse por encima del gráfico muestra los motivos.
    El calzoncillo era de Perito Moreno, creo.

  • Martina

    ¡unos árboles muy ornamentales por cierto!

  • Zim

    Jajajaja! Cierto. El guía remarcó eso varias veces, cómo pude olvidarlo!

  • Daniela

    Lokitooo =) justo te decia que no te podes quejar de los hermosos paisajes que tenes en Bariloche y me mostraste este post.. INCREIBLEEEEEEEEES los lugares =)que paisajes tan espectacularess!! Hermosas las fotos, muy artisticas ;) Saludos para vos y para Martina =)

  • Áxel

    Estimadisimo!!! COMO QUE IMPUESTO DE PARQUES NACIONALES??? LOS RESIDENTES NO PAGAMOS ELPASE AL PARQUE LO QUE TE COBRARON FUE TASA DE EMBARQUE Y ESO NO ES DE PARQUES NACIONALES, SI TE COBRARON LA ENTRADA AL PARQUE; HACE TU DENUNCIA EN LA SECRETARIA DE RELACIONES INSTITUCIONALES Y ACTIVIDAD OFICIAL DEL PARQUE NACIONAL NAHUEL HUAPI, y HABLA CON EL SECRETARIO: EL LIC. ÁXEL S. LEHR =P

    • Zim

      Epa! Puede ser que haya sido tasa de embarque… en la cabina decía taxes. Fueron $8 por cada uno, como residentes. Gracias por la información! :)

  • Mariano

    ajjajaja me mató la aclaración de Áxel, poquito más y te mataa!!
    che, nunca hiciste estadísticas de con qué navegadores visitan tu blog?? casi todos usamos firefox xD
    Saludos, y muy copado artículo!