Volver a la página de inicioInicio
Fecha03-05-2009

Búsquedas extrañas (Abril 2009)

picture-unrelatedParece que fue ayer cuando subí las búsquedas del mes anterior. Abril ha pasado (aunque lamentablemente Avril no, pero esa es otra historia) y con él más de 2000 búsquedas, de las cuales extraje -con el mismo esfuerzo con que se exprime a un limón usado- algunas cuantas frases divertidas. Sigo sin entender por qué buscan todas estas cosas.
Eso sí, las búsquedas de este mes casi no tienen imágenes. No se si por falta de creatividad mía, o simplemente porque la gente no se esforzó lo suficiente con el asunto de pedir dibujos.
Sean felices leyendo! Leer másLeer más

Publicar un comentario

Fecha03-04-2009

Búsquedas extrañas (Marzo 2009)

sushiart7Se acabó marzo. Otro mes más que se fue. Otro mes más lleno de búsquedas. Y otra vez tengo que escribir algo para rellenar este espacio antes de las búsquedas extrañas. El mes pasado ya tenía problemas para escribir esta sección. Este mes no es la excepción. Pero quizás con toda esta explicación de por qué no puedo escribir algo coherente, logre -paradójicamente- completar este espacio incómodo. Es que escribir aca es como sacarle charla al que te levantó en auto cuando hiciste dedo. Bleh, no se para qué sigo escribiendo, creo que ya pueden dejar de leer este texto decadente y pasar a lo bueno!
Leer másLeer más

Publicar un comentario

Fecha21-01-2009

Adicción a las aspirinetas

aspirinetasYa conocemos desde hace tiempo a las personas adictas a los estupefacientes más comunes. Esas drogas ilícitas de las que nos hablan en el colegio. Esas drogas de las que todos conocemos efectos y demás cuestiones.
Pero hay una droga que todos conocemos, prácticamente todos tomamos alguna vez, y es de amplia circulación: el ácido acetilsalicílico, conocido vulgarmente como Aspirina (que es una marca registrada de Bayer).
Recuerdo que cuando yo tenía alrededor de cinco años, mi madre se enteró de que mi hermanita -que por aquel entonces tenía sólo tres años- había ingerido una tableta de Aspirinetas (en ese entonces se las conocía también como Geniolitos). Desesperada, llamó al pediatra, quien indicó que para mitigar los efectos del medicamento mi hermanita debía tomar gaseosa. Hagamos una pausa para repasar la situación: mi hermanita se comió una tableta de aspirinetas, que -no lo voy a negar- tenían buen sabor y luego, como si eso no fuera suficiente, debía tomar gaseosa. Es como comer chocolate para que las papas fritas no caigan pesadas! Una locura! Pero bueno, esa fue la situación.
Al margen de que toda mi infancia me gustó el Amoxidal y recientemente desarrollé empatía con la Cefalexina tras una infección menor, nunca se me hubiera ocurrido que los medicamentos comunes podrían llamar la atención de las personas para algo más que medicarse.
aspirin-skeletalEsta historia cambió hace un rato. Navegando por Facebook, di con el grupo “Yo también me comía las aspirinetas cuando era chico” (link). Sería gracioso si tuviera sólo un par de integrantes. Pero resulta ser que el grupo tiene cerca de 80.000 personas. Y no se si reirme o asustarme.
Ok, en realidad no me asusta, ni me preocupa. Un poco de aspirina no le hace mal a nadie. Pero … por Dios! Es muchísima gente! Y como si eso fuera poco, en los comentarios se pueden leer acotaciones de algunas personas que cuentan que además tomaban algún jarabe para la tos, o cosas por el estilo.
Al margen de lo cómico de la situación, una sobredosis de aspirina puede ser peligrosa e incluso mortal, por lo que en caso de intoxicación se sugiere contactar con urgencia a un médico o centro de atención médica. Y, por el amor de Dios, cómprense caramelos, pero dejen de divertirse con medicamentos!

Publicar un comentario

 
Go mobile! funciona gracias a WordPress y monos corriendo con tijeras. — Entradas (RSS)
Theme Ariadna 0.9 by Zim.