Tag Archives: navidad

El arbolito visto de otra forma

Otra vez Navidad, y ya estamos todos armando el arbolito (que compramos en noviembre porque estaba en vidriera desde septiembre). Genial.
Ver el mundo desde la altura de, por ejemplo, un bebé es absolutamente distinto, y este video deja más que claro que todo depende de de dónde se miren las cosas.
http://vimeo.com/18023970
Esto me recuerda otro video: el mundo visto desde la punta de una espada.

Estadísticas de estas fiestas

En unos días es Navidad, y vamos a estar todos embriagándonos con sidra y champagne o con vino de tetra-brik. Pero la celebración comienza antes. No sólo con el pan dulce que los supermercados venden alegremente desde octubre, sino también con las putas hermosas tarjetas de navidad que la gente envía cada año — lo reconozco, soy de los que tienden a enviar tarjetas.

Mi problema no es con las tarjetas, es con el contenido de las tarjetas. Por año debo recibir una o dos tarjetas interesantes. El resto, si no son publicidad, son cosas del año anterior que reenvian reemplazando todo lo que decía “2010” por “2011”.
Para hacerlo más gráfico, mi bandeja de entrada estaba compuesta, más o menos, por esto:

Mi bandeja de entrada durante el año
Mi bandeja de entrada durante el año

Y en el último mes, aproximadamente, pasó a ser algo más tenebroso. La imagen grita por sí sola:
Mi bandeja de entrada durante las fiestas
Mi bandeja de entrada durante las fiestas

¡Díganme que no soy el único pobre diablo que se ve así de afectado por las fiestas!

[OT] Hay que quemar a todos esos negocios que ponen arbolitos de Navidad a principios de noviembre. Diluyen el espíritu navideño (si es que existe tal cosa).

Búsquedas extrañas (Noviembre 2009)

Continuando con las búsquedas extrañas, que vienen atrasadas, ahora les traigo las de Noviembre de 2009. Es todo un trabajo recorrer miles de búsquedas -el 80% de ellas, totalmente absurdas- para extraer esto. No se para cuándo estarán las de diciembre (menos aún las de enero, febrero y marzo). Mientras tanto, habrá otros artículos.
Continue reading Búsquedas extrañas (Noviembre 2009)

Saludo navideño

navidad
El año 2006, hice un diseño de postal, y le envié un mensaje personalizado a cada persona. Estuve dos días avocado sólo a eso. En el 2007, no tuve tanto tiempo, asi que sólo armé una lista de amistades que recibirían la postal. Este año, ni siquiera pude hacer una lista, y casi que no pude armar un diseño. Así que la opción fue colgarla en el blog, y saludar a todos: familiares, amigos, bloggers, conocidos, etc. Espero que tengan una feliz navidad, bla bla bla, y que la vecina les de bola de una vez. Ya saben, discurso navideño.

Regalos originales para navidad

rudleA menos de cuatro días, nadie compró regalos para navidad. Los que ya compraron un regalo, era porque lo tenían pensado de antes y no sabían cuándo regalarlo. El problema más grande para regalar suele ser que no sabemos qué regalar, o a quién. Hay personas que se conforman con un juego de naipes o una lata de cerveza. Otras pretenden el mejor vino, o cosas de oro. Los más fáciles son los niños (la clave está en el envoltorio*). Los más difíciles, son los tipos avejentados, a los que nada les viene bien: si les regalamos algo caro, porque gastamos demasiado; si les regalamos algo barato, porque somos miserables; si les regalamos algo hecho por nosotros mismos, tendrá algo para criticar; y si no le regalamos nada, se quejará -obviamente- porque no le regalamos nada.
Al margen de este problema social (me gusta pensar que navidad es culpa de todos — y me gusta usar la palabra social), quería dejarles algunas ideas para que después no digan “ah, pero no sabía que regalar”.

Alcoholímetro: Es útil para cualquiera. Si beben, pueden intentar usarlo. Si no beben, pueden intentar que sus buenos amigos bebedores pasen la prueba, y reirse de ellos.

Celular
No regalen celulares, por el amor de Dios. Ya todo el mundo está regalándose celulares, y nadie, nadie está contento con la batata que le regalaron. Un celular es como el cepillo de dientes, es personal, y hay que elegir el que a uno le viene cómodo.

Hisopos (cotonetes): Nadie se anima a regalarlos, pero si queremos escucharnos -aunque sea en la cena de año nuevo-, puede ayudar.

Frutas USB: Ningún buen amigo regalaría esto, pero qué importa, es original. Pendrives en forma de sandía o frutilla!

Un reloj despertador: Nunca sobran. Siempre necesitamos ese ruidito molesto que nos despierta de mal humor! Pero es tan miserable que nadie se anima a regalarlo.

Un lingote de oro: Todos hablarán de ese regalo. Hay que conseguir una forma de escapar del país una vez tomado el préstamo para comprarlo. Sirve como pisapapeles. Y creo que para golpear a alguien en la nuca.

* Resulta que cuando somos chicos sabemos que en las cosas mundanas (los regalos) lo de afuera es lo que importa, y de las que realmente valen (las personas) lo que importa es lo de adentro. A medida que crecemos, esto se invierte.